jueves, 28 de abril de 2011

EL NACIMIENTO DE LÚA

Bueno, antes de que pase más tiempo os dejo la crónica de mi parto. Desde el día que supe que estaba embarazada, le escribo cada día a Lúa en un libro y, por supuesto, también le cuento el día de su nacimiento.

Ahora que duermes tranquila, voy a contarte como fue tu llegada al mundo, el día más feliz de nuestras vidas.
El viernes 1 de abril me levanté temprano para acompañar a tu papá al médico y ya me noté rara.
A partir del medio día, empecé a sentir dolorcillos, ¿serían eso contracciones?
Justo ese día tenía cita con la matrona. Los dolores continuaban pero eran muy irregulares y de poquita intensidad. La matrona me dijo que pensaba que de ese fin de semana no pasaba y así fue...
Nos fuimos a comer a casa y las contracciones ya empezaron a ser más fuertes. No tenía dudas, mi pequeña Lúa quería venir al mundo.
Pudimos relajarnos y dormir una pequeña siesta, necesitabamos acumular fuerzas para la larga noche que aún no sabíamos que nos esperaba.
Después de preparar mis cosas para el hospital, ducharnos y dejar la casa preparada para tu llegada, decidimos irnos a casa de los abuelos a esperar allí, ya que así estabamos más cerca del hospital.
A las 22h las contracciones ya eran regulares cada 5 min y de bastante más intensidad que las que había sentido a lo largo del día. Decidimos que era el momento de ir al hospital ¡Que nervios, Lúa!
Pasé a que me valoraran. Lo más importante es que tú estabas muy bien. Yo tenía ya el cuello totalmente borrado y 1 cm de dilatación. Todo estaba en marcha, así que decidieron dejarnos ingresadas.
En la habitación se quedaron tu abuela Loli y el papi. Las contracciones eran ya bastante fuertes pero totalmente soportables pero para hacerlas más llevaderas tu papá y yo estuvimos andando por los pasillos. Venían cada 3 min y al sentirlas tenía la necesidad de colgarme del cuello de tu papi y hundir mi cabeza en su pecho. Él me ayudaba a respirar y me acariciaba y así el dolor pasaba y de nuevo volvíamos a pasear.
Sobre las 3 de la mañana me bajaron a paritorios para comprobar como iba avanzando todo. Para mi desilusión, estaba practicamente igual, solo 1,5 cm de dilatación. Me ofrecieron un poco de sedación para poder descansar pero la rechacé. En la medida en que pudiese aguantar quería vivir todo el proceso de tu nacimiento, así que otra vez me subieron a planta.
Continuamos caminando por los pasillos con contracciones cada 3 min y de 1,30 min de duración. A las 5 de la mañana ya no tenía tregua y el dolor era casi constante, así que pedí que me bajaran de nuevo pero la cosa no había avanzado NADA!! Controlaron tu bienestar y como tú seguías en la gloria, de nuevo me mandaron a la habitación. Desesperada me metí en la cama hecha un ovillo y como pude estuve durmiendo a ratos hasta las 9 de la mañana ya del sábado 2 de abril. Los dolores eran ya tan fuertes que lloraba abrazada a tu papá.
Sobre las 11 de la mañana ya había dilatado 3,5 cms así que ya nos quedamos en paritorios.
Mientras tu papá se preparaba para poder estar con nosotras, me instalaron y vinieron a presentarse todas las comadronas que iban a asistirme.
Me conectaron a los monitores que controlaban nuestras constantes vitales y rompieron la bolsa que había sido tu casita durante 9 meses.
¡Ya estaba todo preparado!
Después de mucho dudar, en el último momento decidí ponerme la epidural para poder estar más relajada y con más fuerzas en el momento de empujar. Me pincharon de maravilla, dejé de sentir dolor pero podía mover las piernas y notar la llegada de las contracciones.
Tu papá se sentó a mi lado cogiendome la mano y acariciandome, transmitiendome mucha tranquilidad.
Comencé a empujar, había que empezar a hacerte bajar. Me puse sobre mi lado derecho y empujé con cada contracción hasta que estuviste bien colocada y preparada para salir. Me costó bastante porque con cada empujón bajabas pero al soltar volvías a subir, no tenías ninguna prisa
Papi pudo ver tu cabecita y entre lágrimas de emoción me dijo "Vamos, cariño, ya está ahí. Es rubia!!!"
Elia, la ginecóloga, me dijo que como era muy estrechita, tendrían que usar ventosa para ayudarte a nacer. En la siguiente contracción empujé con todas mis fuerzas pero la ventosa me hacía mucho daño así que no fue suficiente.
Me puse a llorar y a decir una y otra vez que no podía.
Segundo empujón. Con todas mis fuerzas, tu papi animándome, la ventosa, los brazos de la matrona sobre mi barriga y un corte certero en el momento adecuado, tú, mi niña, llegaste al mundo a las 17.14h.
Te pusieron en mi pecho, apenas lloraste, tranquilita sobre mi y con los ojos bien abiertos mirando a tus papis que estaban emocionados por tener la niña más preciosa entre sus brazos.
Tengo grabado en la memoria tu olor único, el tacto de tus manitas arrugadas y el calor y la vida que tu cuerpo desprendía nada más nacer.
Lúa, el 2 de abril de 2011 fue el día más importante de la vida de ambas y el primero del resto de mi vida, de mi vida de madre, de TU MADRE!!
Bienvenida al mundo, pequeña Lúa.

25 comentarios:

arantxau dijo...

Que bonito!!!!!!!!!!!! Enhorabuena guapa y a criarla con salud.
bsssssssssssssss

Nuku-Nuku dijo...

Jope, que tierno, casi me pongo a llorar y aquí estoy aguantando las lagrimillas de la emoción. Felicidades por el nacimiento de Lua!!!

Maeva dijo...

Jo Sara, que bonito!!!! tiene que ser una experiencia increible y más después de todo lo que tu has pasado.
Lúa tiene mucha suerte, seguro que sus padres van a darle lo mejor.

Aquí con la dilatación que tu tenías te mandan para tu casa jajaja.

Besos y para Lúa también!

lilaygris dijo...

que maravilla Sara. Me alegro que la vida te sonria de esta manera =)

te lo mereces!

Lou Perea dijo...

Nada comparable a la primera vez que tu hijo te mira.
Un beso enorme a las dos

Lou

Bueno, también otro para el feliz papá

Chus dijo...

HOLA SARA:

Precioso el relato que nos cuentas del nacimiento de tu hija. Me alegro un montón que todo saliera bien.

A partir de ese día te unirá a ella el lazo mas fuerte que existe entre humanos. Y sabrás lo que es el amor, el amor gratuito, el amor que todo lo da a cambio de nada. Ya, aunque sea mayor y tenga su propia vida, siempre estará en tu mente y siempre sentirás un halo de preocupación y de deseo de que sea feliz.

A partir del 2 de abril, será lo mas importante de tu vida.

Te deseo toda la felicidad del mundo y que se te crie con mucha salud y disfrutes de ella un montón.

Mi enhorabuena por segunda vez y un beso muy fuerte.

Andrea dijo...

Sara:
Que historia más bonita, el momento del parto es un momento único que nunca se olvida porque nos da lo más amado en nuestras vidas.. Que vivan los recuerdos!!

Esther (Dominadas por la Moda) dijo...

Solo decirte que me he emocionado mucho leyendo el nacimiento de Lúa, tengo un nudo en la garganta y ganas de llorar , pero de alegria.
Muy emotivo.

by_redcarpet dijo...

Que muñequita!!!Como me alegro de que todo fuera bien! algo largo, pero con buen resultado. Cuidaros mucho todos.
bss

Volvoreta dijo...

Me parece un post precioso. Me ha emocionado y eso en mí en estos temas ya sabes que no es habitual. ENhorabuena por tu pequeña.
Un besito princesa

A.M.G. dijo...

tiene que ser una emoción tan grande... me has emocionado con tu relato.. desde luego fue largo el parto pero imagino que todo eso se olvida cuando la tienes entre tus brazos!
Este domingo será tu día por primera vez..

Felicidades, un abrazo!! ;)

un completo gilipollas dijo...

Felicidades y suerte...

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Anita Patata Frita dijo...

Feliz día de la mami. A Lua le encantará leer todas estas cosas :)

SOL dijo...

Lúa que orgullosa se sentirá de su mamá y de su papá cuando pueda leer este maravilloso escrito que la dedicas.
Para una vez que me pinto el ojo se me ocurre leerte;)
Un abrazo muy fuerte ¡guapa familia!

WEYSA dijo...

Que bonito tu post¡¡¡ Disfruta de tu niña todo lo que puedas¡¡

Isa dijo...

Muchas felicidades eso si es una madre besitos muackss

En las nubes. dijo...

Que relato tan maravilloso!!! os deseo la mayor felicidad del mundo, un besazooo enormeee, muakaaaaaaaa.

cocude dijo...

muchisimas felicidades!!
bueno siempre te leo pero no comento asi que esta es una oscasion perfecta.
Me gustaria pedire un favorcito y es que se que una vez tuviste un problema con un sorteo en un blog que no te puso entre las participantes y eso la verdad es de impotencia total.
Quiero que por favor entres en y mires compruebes la injusticia que se ha hecho.
Resulta que el numero ganador fue el 47 y resulto ser el mio.La autora del blog quiza no se ha dado cuenta quizá y ha dado por bueno dos comentarios repetidos que eran de la misma persona concretamente el 10 y el 12.No me contesta de ninguna marea y me gustaria que alguien me ayudara por favor vosotras que teneis blog...comenteis en su blog que efectivamente ha sido un error.

Te dejo el link para que lo compruebes:

http://www.intrendswetrust.com/2011/04/sorteo-giveaway-ysl-lipstick.html

gracias

Anónimo dijo...

Cocude me parece fatal que utilices el blog de Sara para arreglar un sorteo!

Cris Sevilla dijo...

Qué maravilla Sara... preciosas palabras que describen perfectamente la felicidad de ese momento tan importante...

Si cada nacimiento es único, el de Lúa lo es mucho mas... es la vida, que se ha impuesto sobre el dolor y el sufrimiento... es como un milagro!

Mi niña, mi compañera de fatigas, mil besos para los tres,
sabes que os llevo en mi corazón, para siempre...

Cris

brehat dijo...

Anda,que llego a tu blog desde el de Eli para ver cosas bonitas y me encuentro con este relato tan maravilloso que me ha hecho llorar de alegría. Os deseo toda la felicidad del mundo!!!

Xokolat dijo...

Me encantado leerte!! has disipado en parte los miedos que tengo de un parto (se que es una tonteria pero buff solo plantearmelo me da un miedo que no veas)

me alegra que tengas un angelito en casa!!
seguro que es la niña mas mimada y querida del mundo!!

besos

GURA dijo...

Me he emocionado al leerlo!
Como estais?todo genial verdad Sara,la nena estará preciosa,en la foto de recien nacida es preciosa y eso que nomas nacer no son tan bonitos.
Te mando un beso grande.

Anónimo dijo...

Queremos volver a saber de ti y de Lua :(

Eva dijo...

Quería hacerte un comentario pero las lágrimas me impiden escribir.