domingo, 25 de septiembre de 2011

UN DOMINGO EN URGENCIAS

Pues sí, así he pasado gran parte de mi domingo, en urgencias del Hospital Clínico de Valencia.
En un principio la idea era bien distinta. Comida familiar en casa de mi abuela, un domingo feliz con la gente que más quiero, pero noooooooooooo, no podía pasar sin mi ración hospitalaria.
Mi herida de la cirugía del pasado jueves estaba de maravilla, cero dolor, cero molestia pero vete tú a saber por qué, me ha dado por tocarme la zona y ¡oh! ¡sorpresa! ¿que clase de sonido es ese? ¿agua?
Toco y escucho "Chof, chof, chof". No puede ser... Toco de nuevo y "Chof, chof, chof"
¡Mierda, se lo que es!
Sí, porque en estos últimos tres años tengo media carrera de Medicina y soy capaz de auto diagnosticarme.
Un seroma, un puto seroma. Me han hecho operaciones largas y jodidas y no me ha salido nada y con esta chorrada me sale el puñetero seroma.
Bueno, un seroma es una acumulación de agua, linfa y otros detritus en el lugar en el que se ha practicado una cirugía.
Como mis conocimientos médicos son limitados y no puedo aún auto-drenarme (aunque sí automedicarme jeje), mi santo marido y yo nos hemos ido al hospital, no sin antes dejar a Lúa con la familia.
Urgencias estaba A TOPEEEEEEEEE y además a tope de gente con todo tipo de virus estomacales. ¡Que ilusión! Igual me voy de aquí con mi seroma y con unas cagaleras de la muerte de regalo.
4 horas de espera han dado para mucho como os podreis imaginar:
1. La gente va para auténticas chorradas que se podrían solucionar en los ambulatorios y así no se colapsarían las urgencias hospitalarias y os pongo un ejemplo ya que estaba sentada al lado del triaje y me he enterado de las miserias de todo el mundo.
Señora que va a urgencias porque se ha mareado en el coche y ha vomitado ¿¿¿??? (Esto es verídico. Muy fuerte)
2. Hay mucha falta de humanidad. 2 horas ha tenido que esperar un chico con dolor de muelas para recibir algún tipo de analgesia. Lloraba de dolor, se agarraba la cabeza y si hubiese tenido una pistola, estoy segura que se habría pegado un tiro, no sin antes matar a 6 celadores, 4 enfermeras y 2 médicos que pasasen por allí. Pobre chaval.
3. Todo el mundo tiene un Iphone menos mi marido y yo. ¿Los regalan y yo no me he enterado? Me resistía al avance tecnológico y quería seguir luciendo con orgullo mi Nokia sencillo que no hace nada más que llamar y enviar sms, pero no, ya no puedo más, sin Iphone me siento asocial.:P
Finalmente un cirujano se ha apiadado de mi y se ha dignado a echarme un ojo.
Cir: ¿Que te pasa?
Yo: Que me operaron el jueves y tengo un seroma
Cir: Ah, ya te lo han visto?
Yo: No, me lo he tocado yo y es un seroma.
Cir: Bueno, bueno a ver... Sí, es un seroma.
Yo: ¿Drenamos?
Cir: jaja no, no hay inflamación, ni dolor, ni fiebre y estás cicatrizando muy bien. Confío en que se reabsorba por sí mismo
Yo: Muy bien, entonces mañana que me ve mi cirujano que decida ¿no?
Cir: Exacto
Mi pensamiento: Ok, mañana drenamos entonces.

9 comentarios:

Elisa dijo...

Jaja... pues a ver nos comentas :)

Lunhya dijo...

Qué me vas a contar de urgencias... veo de todo. Y mucha gente sigue sin entender el concepto "urgencia" y te gritan porque no les atienden, y reclaman que llevan más que el último que ha entrado. Tú le dices que va por gravedad y te dicen que ellos están más graves... en fin. Espero que mañana vaya bien!!!

Chus dijo...

Tranquila Sara, que ellos saben mas.

Que te mejores y que nos tengas al corriente de como evoluciona todo.

Besos

peichs dijo...

ya nos contaras... podias dedicar un dia a "aventuras y deventuras en urgencias"...

Andrea dijo...

Jajaja que cosas pasan en todo el mundo.. y finalmente drenaron??

Perfectamente imperfecta dijo...

uff estás hecha toda una experta Sara! yo estaría muertita de miedo!

Besos y que no sea nada...

Tere dijo...

la verdad es que un dia en urgencias ya es tela marinera!

besitos!

Arien dijo...

Guapa, no sabía que habías vuelto al blog!!
A ver si me pongo al día con todo.
La verdad es que ir a urgencias es una tortura, todo el mal que tengas se te multiplica.
Espero que al final no fuera nada y se reabsorbiera todo.
Yo bien, aqui en Noruega de erasmus pasando frío y echando de menos Valencia jeje
un besazo

Ana dijo...

Que fuerrrteeee!!! En fin, la SS es así. Ya hay pocas cosas que me sorprendan. Lo de la gente que va para gilipolleces, pues sí, y no lo entiendo, porque yo, me tengo que estar muriendo para acudir a un médico, y mira que también he tenido que pasar por varias historias, y pufff, cuanto más lejos un hospital, millor. Y los aprendices de medicina que te atienden en urgencias...pues eso. Mejor que te vea tu cirujano, pero hacerte pasar el día allí, para nada. Vamos que si hay que ir se va, pero ir pa na....