viernes, 12 de junio de 2009

SABOR AGRIDULCE

Hoy llevaba en mente escribir un post sobre mi último día de quimioterapia (si, tengo o tenía, mejor dicho, cáncer; algo de lo que más adelante seguramente hable). Quería dar a conocer a mucha gente que, afortunadamente, desconoce en que consiste una sesión de quimio. Quería compartir mi alegría con el mundo, la alegría de poner punto y final a esta etapa tan dolorosa de mi vida. Incluso me había llevado la cámara de fotos para enseñaros ciertas cosas y tener un recuerdo de todo el maravilloso equipo de oncología del hospital Clínico de Valencia, mis ángeles desde hace algunos meses.
A veces la vida te tiene preparadas sorpresas desagradables que llegan para desmontar todos tus esquemas y así ha sido hoy...
Antes de cada sesión de quimioterapia se procede a extraer una muestra de sangre para controlar tus defensas y asegurarse que todo está correcto para poderte administrar el tratamiento.
Pues bien, cuando una de las enfermeras estaba en ello, se me ha ocurrido preguntarle por un amigo (y ahora es momento de explicar)
Conozco a Rubén hace algunos años, somos amigos desde entonces aunque hace alrededor de 7 meses nos perdimos el contacto, ya sabeis, cambio de móviles y despiste.
Abreviando la historia, en febrero volvimos a encontrarnos en el último lugar que hubieramos deseado, oncología. En diciembre a Rubén le diagnosticaron una leucemia, en septiembre a mi, un cáncer de mama.
Reunidos de nuevo por la mala suerte, comenzamos a mantener un contacto casi diario para apoyarnos mutuamente, hablar de la vida, compartir nuestra afición por el mundo del motor, etc
Así hemos pasado meses, consumiendo horas delante del ordenador (Rubén tuvo que ser ingresado tras realizarle el transplante que iba a curarlo), sintiéndonos muy cerca el uno del otro..
Dos meses llevaba Rubén recuperándose del transplante y como él decía "se puede decir, hasta los huevos" pues debía estar aislado, es decir, completamente solo durante 2 meses en una habitación de un hospital.
El transplante no salió demasiado bien, la opción B era el autotransplante, opción que funciona en un 100% de posibilidades.
Rubén y yo nos veíamos disfrutando de la playa aunque fuese a finales de verano, el año que viene yendo a hacer el Camino de Santiago o a visitar Lourdes, en unos años riéndonos de todo esto...
Hace 10 días Rubén se sometía a su segundo transplante, 10 días en los que no he sabido nada de él...
Llevaba unos días comentándole a mi novio mi preocupación al respecto "Me parece rarísimo, ¿le habrá pasado algo? Cuando vaya al hospi, preguntamos por él"
Como decía, esta mañana, tras mi análisis de sangre, se me ha ocurrido preguntar a la enfermera pues he pensado que me daría información más rápida. Enseguida han llamado a la segunda planta, donde estaba ingresado.
Una cara de circunstancias, la frase "fallo multiorgánico brutal" y un portazo para impedir que escuchara más han sido el principio de la pesadilla.
Mis ojos se han llenado de lágrimas cuando la enfermera, muy cariñosa, me ha dicho que Rubén estaba en coma en la UCI y que estaba mal, muy mal.
No podía creer lo que estaba escuchando...
Acompañada de mi novio he abandonado la octava planta y me he dirigido a la zona de cuidados intensivos. Allí he conseguido hablar con el médico de Rubén y su claridad me ha destrozado:
"Rubén está muy, muy mal. Ha sufrido una intoxicación hepática que le ha producido un fallo multiorgánico. Pensamos que se va a morir"
Llorando y temblando me iba de allí destrozada...

No tengo ganas de entrar en más detalles, esto va para ti Rubén:
"Esta mañana he sabido de ti. Te confieso que llevaba unos días preocupada, temiéndome algún problema pero nunca lo que te ha pasado. Ante la gravedad de tu situación he pedido a ese Dios que me tiene cabreada un milagro para ti, porque para recuperarte es lo que me han dicho que necesitas. Como todos los que te queremos, a ti te pido que te aferres a la vida, que luches como un jabato, que pongas toda la fortaleza de tus 23 años. Quiero que me des la vuelta prometida a velocidad de vértigo, que pruebes algún día mi Monster, que celebremos muchas victorias de Rossi y critiquemos al estreñido de Lorenzo... Pido un milagro para ti Rubén; porque te lo mereces, porque has sufrido mucho todos estos meses, porque tus preciosos ojos claros deben ver mucha vida todavía, porque no es tu momento. Me como un bocadillo y pienso en ti, conduzco y pienso en ti, tecleo y pienso en ti... te pienso en esa cama de hospital, sabiéndo en que situación estás... no tiene sentido pero me siento culpable de seguir viviendo y que tu vida, de no producirse ese milagro, está a punto de extinguirse. ¡¡¡Rubén vive!!!! Lo necesito por ti pero también por mi. No te sueltes..."

Image Hosted by ImageShack.us
By saraacc at 2009-06-12
Rubén en tiempos felices.

4 comentarios:

A.M.G. dijo...

Hola Sara,

Tu historia me ha emocionado muchisimo, es tan triste ver lo injusta que es la vida con algunas personas... te deseo mucho animo y espero que tu amigo rubén se recupere.

un abrazo!

s_blasco dijo...

Hola guapa como prometi por aqui sigo, y veo que cada vez esto va mejor. Me he quedado un poco helada cuando he leido tu post, por desgracia sé lo que son las sesiones de quimio, de radio, horas y horas en el hospital de dia, visitas al oncólogo y demás, pues hace ahora 9 años lo sufrí en la piel de mi padre. No se, algo me dice que si tu amigo ha podido superar ese fallo multiorganico brutal, algo me dice que saldrá adelante. Ojala no me equivoque y todo salga bien. Y bueno aunque supongo que tampoco es momento, sólo decirte que enhorabuena por haberlo superado. Esperemos q Rubén sea fuerte y dentro de poco esteis tomando el sol en la playa. Un beso guapa!

mj dijo...

Hola bonita,
Yo también he sido operada de cáncer de mama, sé lo que son las sesiones de quimio, lo que es verte con la cabeza suave suave ..., las sesiones de radioterapia, sólo te diré que mucho ánimo!, yo terminé la quimio a finales de enero y la radio a finales de abril!, verás como todo se pasa. Lo dicho mucho ánimo y mucha fortaleza!.
Un saludo!

Anónimo dijo...

No pierdas la fe, es raro q lo diga yo porque a veces siento que la ultima luz de esperanza es la que consume pero no te dejes vencer x el miedo de creer y pensar q las cosas no serán como esperas. Cree con el corazón y con esa fe que Dios siembra en tu interior por algún motivo. Todo lo que uno vive, cada situación, cada persona que llega, cada persona q se va, todo, absolutamente todo tiene sentido en Dios. Hoy estamos aqui con grandes amigos, pues lucha por ser mejor persona cada dia en la oprtunidad que Dios te dió de seguir viviendo para que mañana cuando estés allá también te encuentres con esos grandes amigos, con esa gente que amas, con esa gente que aquí también necesita de Dios, que necesita creer a través de tu propio testimonio de que si existen los milagros, las posibilidad, la fe y la obediencia porque en nuestra vida también se manifiesta el plan de Dios. Un abrazo